Publicidad

Cómo influye el perfil de riesgo en tus inversiones

El perfil de riesgo es un elemento clave que influye en las inversiones. Sin embargo, no siempre se tiene en cuenta o no se sabe cómo determinarlo. 

RIESGO FONDOS DE INVERSION

En el momento de llevar a cabo el análisis de una inversión, nos encontraremos con numerosos riesgos, de los que podemos destacar los siguientes:

  • Riesgo de mercado: es un tipo de riesgo derivado de las variaciones que se dan en los mercados financieros.
  • Riesgo de crédito:  es el riesgo que existe de que el emisor no pueda hacerse cargo del pago del principal y del interés en el momento en que resulte pagaderos.
  • Riesgo de mercado por inversión en renta variable: es un riesgo que se deriva de las variaciones en el precio de los activos que son de renta variable. Por norma general, el mercado de renta variable dispone de una alta volatilidad. Esto significa que el precio de este tipo de activos puede cambiar con frecuencia.
  • Riesgo divisa: es una consecuencia de invertir denominados en divisas diferentes a la divisa de referencia.
  • Riesgo de tipo de interés: se trata de un riesgo que es la consecuencia de los movimientos de los tipos de interés.
  • Riesgo de liquidez: este riesgo se debe a que las inversiones en activos de baja capitalización, que además posean un limitado volumen de contratación, pueden despojar de liquidez. Esto influirá de forma negativa en las condiciones de precio en el momento de recuperar la inversión.
  • Riesgo operativo: siempre existe la probabilidad de que se obtengan pérdidas financieras. Se puede deber a diversos factores, como puede ser un fallo por parte del sistema o de la persona que lleva a cabo la inversión.

Por qué es importarte el perfil de riesgo en el inversor

El principal objetivo que posee cualquier inversor, es conseguir la máxima rentabilidad en sus inversiones. Lo que muchos no tienen en cuenta, es que para poder conseguir ese tipo de rentabilidad hay que asumir ciertos riesgos también, y deben ser proporcionales a los beneficios que queremos conseguir.

Por esta razón tenemos que informarnos primero sobre el tipo de inversor que somos. Una vez que seamos conscientes de los riesgos que estamos dispuestos a asumir, podremos comenzar con las inversiones. Es decir, el perfil de riesgo es equivalente a la relación de riesgo y rentabilidad que estamos dispuestos a asumir los usuarios.

FONDOS DE INVERSION

Cómo saber cuál es el perfil de riesgo

Para poder decidir el tipo de inversor que somos, es importante que nos planteemos varias cuestiones. La primera y más importante, es saber desde la posición en la que vamos a invertir y cuál es el estado de nuestra economía en este momento. Después de esto, hay que marcarse una serie de metas u objetivos que se quieren conseguir a través de las inversiones que deseamos realizar, siendo completamente objetivos y realistas sobre ello.

Una vez que se tengan claras las cuestiones anteriores, hay que fijar el tiempo en el que queremos cumplir todos los objetivos que nos hemos propuesto. Por último, siempre hay que ser conscientes del nivel de riesgo que se puede asumir en las inversiones. Si nos consideramos un tipo de inversor dispuesto a arriesgar, es porque disponemos de un largo plazo para invertir, y nuestra economía es lo suficientemente estable como para llevar las inversiones a cabo.

Cómo disminuir el nivel de riesgo en la inversión

Da igual el tipo de perfil que tengamos, todos los inversores buscan arriesgar lo menos posible en este tipo de operaciones.

Si hemos sido realistas y nos encontramos en el tipo de perfil adecuado, adaptado a nuestra situación y necesidades, entonces tenemos que prestar atención a instrumentos e ideas que nos pueden ser de gran utilidad para protegernos ante los riesgos con los que nos podamos encontrar.

Para realizar una inversión de la mejor manera posible, es importante saber diversificar la. Esto puede hacerse en base a los activos, a la situación geográfica o al tipo de divisa utilizada, entre otras cosas. También es muy importante la creación de una cartera de inversiones que disponga de activos que no tengan una gran relación entre ellos, así, cuando la cotización de unos tienda a caer, otros se mantendrán o subirán.

También te pueden interesar estos artículos

 

 

 

 

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>