¿Por qué han tenido tanta demanda los bonos SURE de la UE?

El SURE, un nuevo programa de ayuda económica para paliar la crisis que ha provocado la pandemia de Covid-19, ha obtenido un éxito indiscutible en su primer lanzamiento de bonos, haciendo récord en cifras y superando de lejos el nivel de demanda que los expertos esperaban realmente. 

Se trató del primer lanzamiento de dos tipos de bonos, uno a 10 años y otro a 20, cuyo objetivo de captación se esperaba que rondase los 17.000 millones de euros, de modo que nadie se esperaba la gran cantidad de demanda que ha tenido, que ha llegado a superar hasta en 14 veces el objetivo que se establecía al obtener hasta 145.000 millones de euros en demanda respecto al bono a 10 años.

BONOS SURE

Claves del lanzamiento de bonos 

Por otro lado, el bono a 20 años tenía un objetivo de demanda de 7.000 millones de euros, y ha terminado por registrar un nivel de demanda de más de 88.000 millones de euros. Sumando ambas cantidades, se obtiene un total de demanda de 233.000 millones de euros. 

Además, cabe destacar que el golpe de volatilidad que se ha producido en las bolsas a causa de la crisis económica por la pandemia en Europa, no ha llegado a afectar a la deuda soberana. Un dato que indica cierto éxito por parte del Banco Central Europeo, que por el momento está logrando manejar la situación de la mejor manera posible.

Los programas pertenecientes al SURE, resultan ser el mayor acercamiento que ha tenido hasta ahora la Unión Europea de un instrumento de deuda mutualizada. Con el dinero que se ha obtenido con el primer lanzamiento de estos bonos, la Unión Europea logra financiar algo más de la mitad de los 30.000 millones de euros que se pretenden alcanzar este año. En lo que respecta al programa, el objetivo de financiación total se sitúa en los 100.000 millones de euros. 

Una de las razones por las que se ha obtenido una acogida tan positiva sobre estos bonos, es precisamente que se lanzan en un mercado de primera calidad, con bancos de inversión colocadores que ofrecían los bonos a 10 años con un porcentaje del -0,238%, mientras que los bonos a 20 años disponían de un 0,131%. 

Los expertos señalan que, como resultado de la fuerte demanda, la Unión Europea imprimió un poco más de lo que se esperaba originalmente, 10.000 millones de euros del bono a 10 años y 7.000 millones de euros para el bono a 20 años. 

Por lo tanto, mientras que el emisor ofreció el mismo o algo más del rendimiento que se obtuvo con los bonos del Gobierno francés dependiendo del vencimiento, esa concesión se negoció rápidamente en el mercado gris, en línea o marginalmente por medio de Francia, algo que no parece poco razonable. 

En definitiva, los expertos afirman que se trata de un fuerte comienzo para la misión multianual de la Unión Europea, que la posiciona en camino para convertirse en el quinto mayor bono de la zona euro durante la próxima década.

Otros artículos a tener en cuenta

Publicidad